Home Consejos Personaliza tus documentos de Word con tu propia marca de agua

Personaliza tus documentos de Word con tu propia marca de agua

192
0
SHARE

Aunque los metadatos nos ayudan a conocer la titularidad de un documento de Word, no están a la vista de todos; sin embargo una marca de agua se ve en cada página.

La marca de agua o watermark es una herramienta digital pensada para indicar la autoría de un archivo, como un documento, un vídeo o una fotografía. Su propósito es que, por muchas copias o adaptaciones que se haga de ese fichero, sea inevitable ver la marca de agua, es decir, que se sepa quién lo creó.

En el caso de los documentos, la marca de agua sirve para evitar mostrar la autoría original o una advertencia sobre su privacidad.

Aunque no es una novedad, la  Marca de agua está  disponible en Word desde su versión 2007, y que también puedes disfrutar en Word 2010, Word 2013, Word 2016 y en la versión online Office 365.

Como añadir una marca de agua

La encontraremos en la pestaña Diseño junto con Color de página y Borde de página.

Por defecto, Word nos ofrece una selección de marcas de agua con mensajes del tipo borrador, copia, confidencial, no copiar, ultrasecreto, prioritario o urgente. Además, se muestra en forma de vista previa, así que veremos cómo va a quedar antes de aplicarlo al documento.

Una vez aplicada la marca de agua, sólo podemos editarla desde Diseño > Marca de agua, de manera que podrás seguir editando el documento con total comodidad sin que interfiera la marca de agua.

La marca de agua se mostrará en cada una de las páginas que creemos. No afecta al resto de contenido pero se verá claramente con el mensaje que hayamos elegido.

Marca de agua personalizada

La opción más útil de la marca de agua en Word es la personalización de la propia marca. Desde Diseño > Marca de agua > Marcas de agua personalizadas… es posible incluir una imagen como marca de agua, en la escala de tamaño que queramos.

También es posible incluir mensajes personalizados de texto cambiando el campo Texto, así como la fuente, el tamaño, el color (gris por defecto) y la distribución (diagonal por defecto).

Artículo original de: BlogthinkBig | Autor: José Ma. López